Wolves

 Sheeps in Wolve’s clothing.

 

Grey wolves pack

 

Anuncios

 

 

” I have come to accept the feeling of not knowing where I am going. And I have trained myself to love it. Because it is only when we are suspended in mid-air with no landing in sight, that we force our wings to unravel and alas begin our flight. And as we fly, we still may not know where we are going to. But the miracle is in the unfolding of the wings. You may not know where you’re going, but you know that so long as you spread your wings, the winds will carry you.”
                                                                                                                                                                                      ― C. JoyBell C.


elevation

10

Y después de la doceava campanada
te colaste por la ventana de mi mente.
El viento frío te trajo hasta mi desde la
lejanía.
Marcaste tu llegada con el peculiar aroma
que sólo las rosas de amor pueden irradiar.
Con una sonrisa encantadora en el rostro
me tendiste tu mano y me invitaste a escapar
de todo.

Oh, I love the curling of your hair
Gives me the greatest peace I’ve ever known
I see your Dylan Thomas in your face
The silent buckling in your grace

                                                  Patrick Wolf – House.

===========================================================

In your heart my love found it’s home.
In your arms I feel secure.
In your lips I lay my kisses.
And in your hands I put my heart.

In this secret embrace I want to stay forever.
We’re two hearts beating at the same rythm.

La jaula dorada.

Estoy aquí.
Hasta aquí he llegado.
Parece que he venido solo, pero me acompañan
mis días pasados, mis fracasos y mis desilusiones.

Tengo en mis manos segundos.
Segundos que están por venir,
segundos que se convierten en mi pasado.
El tiempo se escapa de mis manos y
no hay nada que pueda yo hacer.

Estoy aquí,
luego de un largo camino, he llegado.
Estoy frente a ti.
No puedo ofrecer nada más que mi presente,
el “ahora mismo”.
No tengo más que mi presencia, este loco amor y
un corazón remendado pero lleno de ilusiones y la
ferviente convicción de la existencia de los “finales felices”,
a pesar de los daños que esta credulidad le ha merecido.

Un corazón atómico frágil,
que en una jaula dorada y detrás de mil muros fue aislado
de todo y de todos, luego de que la crueldad del  mundo
lo convirtiera en añicos.

Uno a uno los muros se derrumbaron frente a ti,
mi pecho se abrió y quedé postrado
ante ti con el alma y corazón desnudos.
Tu luz entró a mi vida y volví a creer en el amor.
La jaula se abrió, las alas se extendieron y se emprendió el vuelo.

Mi corazón volvió a surcar los cielos del romance,
planeando entre nubes de fantasías creadas en base a los
estereotipos de amor de los cuentos de hadas,
el cine, la poesía y las ideas utópicas de amor.

Mi corazón es fiel y siempre regresa al cobijo de tus
manos porque ellas le devolvieron su libertad,
sus ilusiones y la oportunidad de volar otra vez.

Estoy aquí.
Hasta aquí he llegado,
con mi corazón enamoradizo en las manos y
con un amor incondicional.
Solo tengo mi presente por ofrecerte
porque en el pasado soy una sombra,
y en el futuro una proyección.
Sólo existo en el ahora.
Y hoy te amo.